domingo, 1 de noviembre de 2015

LA UNCION DE LA MADRE DE DRAGONES

LA UNCION DE LA MADRE DE DRAGONES

En el punto más sublime del templo, sobre la vertical del altar, se marca el punto de la ceremonia de unción de UNA INICIADA (mujer, queremos recalcar). Ella es coronada por el Sacerdote Oficiente, por el Maestro guardián del Templo. Ella es llamada Madre de Dragones.










Su Unción es custodiada y protegida por 11 dragones, que a la vez actuarán como mensajeros proclamando en las 11 direcciones la noticia: La Madre de Dragones ya ha sido ungida por el Maestro.... El proceso de apertura ya ha comenzado...

El punto más alto y con mayor poder de todo el templo. En las Alturas, dónde gustan permanecer los dragones, su elemento predilecto, y al mismo tiempo simbolizando que su dominio no está en este plano. Está en un plano superior, celeste, no en este plano de existencia. Ellos son el nexo, a través de su poder la comunicación es posible. Ellos son los mensajeros celestiales.

En ese punto central y cósmico es dónde se conectan los dos mundos, el suyo y el nuestro. La comunicación y la interrelación se establecen bajo ese ritual sagrado. La Madre de Dragones ya ha sido ungida. A través de ella el portal entre los dos mundos ya puede ser abierto. Ella es la elegida para ese cometido.

Centurias de espera para completar el plan cósmico para los tiempos actuales que vivimos, mezcla de convulsión y pasión. Los constructores de los templos desde mucho antes de sus inicios, quizás sí quizás no, se prepararon para tejer una fabulosa trama, cumpliendo a pie juntillas con los designios, las inspiraciones, de en lo pequeño completar la majestuosa obra de la construcción de templos por toda tierra.
Abajo, en tierra,  en el altar mayor del templo, Ella de nuevo. Manifestada en el mundo terrenal. Esta vez presente, con el fruto de la Unión en sus brazos, el Niño. En sus manos la Estrella que simboliza la Luz. La Luz del conocimiento, del alumbramiento, del faro en el camino, ... necesaria para iluminar a los elegidos en su ministerio.





















Pero todo este que os contamos es para los que saben mirar más allá de las forms y que saben escuchar el susurro del silencio.

Hay tanto por despertar y hacer consciente...

JMMA



1 comentario:

  1. 11 dragones en el cielo...cuántas casualidades...¿o no? Gracias por este post que muestra la grandiosidad de la historia de Tortosa. Tengo que ir a conocerla.

    ResponderEliminar